Skip to main content

¿Quieres el mejor tratamiento para eliminar la grasa localizada? En tratamientos reductores y reducción del tejido graso disponemos de la mejor aparatología estética para dar respuesta a todas tus necesidades (y las de tus clientas).

Hombres y mujeres padecen de forma generalizada un exceso de grasa localizada o un aumento de volumen en zonas específicas. Además de los problemas de salud inherentes a estos aumentos de tejido graso, a nivel estético hay que ser realistas. ¿Quién quiere tener demasiada barriga o una papada prominente? La preocupación es común en ambos sexos. 

Para solucionarlo es necesaria la realización de tratamientos estéticos reductores en los que se procede a eliminar, drenar y tonificar la zona, tres fases fundamentales en cualquier plan de reducción de tejido graso. 

¿Cómo desarrollar de forma eficiente los mejores tratamientos estéticos reductores de grasa? De la mano de la mejor tecnología médico-estética que ayudarán a resolver ese problema y brindar la posibilidad de recuperar la silueta soñada.

Tipología del tejido graso

¿Qué tipos de grasa localizada son los más habituales? 

A nivel corporal, hay zonas más propensas a la acumulación de tejido graso. Todos sabemos localizar esas áreas de especial incidencia, que son las cartucheras en las mujeres y el abdomen en los hombres. Son las más relevantes, pero no las únicas. 

Y para resolver este problema hay diferentes tratamientos y soluciones que no tienen que pasar necesariamente por la intervención quirúrgica. 

Tratamientos no invasivos para reducción del tejido graso

Dieta, ejercicio moderado o intenso, cosmetología tópica e incluso farmacología. Muchas veces nuestras clientas recurren a diferentes estrategias para reducir grasa corporal sin conseguir grandes resultados. Deshacerse del cinturón de grasa o la acumulación de tejido graso en diferentes localizaciones es posible sin necesidad de pasar por quirófano. Un cuerpo tonificado y firme se puede conseguir de la mano de la mejor aparatología estética del mercado. 

Incorpora a tu centro las últimas novedades en tratamientos no invasivos para reducción del tejido graso y revoluciona tu oferta de servicios con la metodología más efectiva de la mano de Estyma Beauty.

Dieta, sí. Ejercicio, también. Pero para eliminar tejido graso de zonas localizadas y reducir volumen corporal es necesario apoyarse en procesos estéticos de mayor o menor incidencia, dependiendo de cada caso, en tratamientos progresivos que deshagan esos cúmulos de grasa y destruyan para siempre la estructura celular causante de la acumulación. 

Causas de la grasa localizada y el aumento de volumen

No es necesario padecer de obesidad para presentar cuadros de acumulación de tejido graso, como por ejemplo la tradicional tripita. En ocasiones, la acumulación de grasa puede estar asociada a un proceso como la lipodistrofia y, si bien el exceso de peso no es el origen, sí acentúa las consecuencias. 

Genética

La herencia biológica familiar crea tendencia. Y lamentablemente lo hace también en la predisposición a depositar grasa en zonas como abdomen y caderas.

Hay cierta predisposición genética en la memoria de las células grasas, que llegado un punto acentúan la acumulación de tejido adiposo. 

Falta de descanso

El sueño es reparador. Y no solo necesario para el descanso, sino para evitar alteraciones hormonales. No dormir suficiente produce una disminución de la velocidad del metabolismo y permite la acumulación de grasa. 

Los perjuicios del estrés

Una vida a tope de adrenalina es determinante para la acumulación de grasa y no para el efecto contrario, como pueda parecer. Los cambios hormonales que produce el exceso de esta hormona causan la aparición sustancial de grasa. 

Actividad deportiva

El ejercicio físico favorece la conservación de un cuerpo activo, saludable y esculpido. No solo permite quemar el exceso de grasas, sino activar adecuadamente las funciones necesarias en nuestro organismo.

Dieta desequilibrada

Una mala alimentación basada en grasas y carbohidratos, así como rutinas de ingestas irregulares y el consumo de alcohol son las principales causas de la acumulación de tejido graso en zonas como piernas y abdomen. 

Tratamientos farmacológicos

Hay medicamentos que pueden causar efectos secundarios que favorecen la acumulación de grasa, el aumento de peso y la retención de agua. 

Reducción de grasa abdominal

La zona del abdomen es quizás la zona donde más habitualmente se produce el aumento de volumen y la acumulación de grasa. Esa antiestética tripa o los michelines son áreas donde el abdomen tiende a expandirse acumulando grasa y afectando no solo a nuestra imagen estética sino a nuestra salud.

Tratamientos sin cirugía para reducción del tejido graso

El bisturí es una solución tajante y efectiva para eliminar el exceso de grasa, pero no la única ni la mejor. Hay diferentes tratamientos para reducción del tejido graso que ofrecen grandes resultados y son no invasivos para nuestro organismo

01

Presoterapia para reducción del tejido graso

Es un refuerzo para tratamientos de drenaje linfático que recurre a la presión del aire para utilizarla como un masaje. Elimina la grasa localizada, rompiéndola y permitiendo eliminar toxinas y reafirmar la piel. 

Es el tratamiento perfecto para esas personas que están siguiendo una dieta y un proceso de pérdida de peso, ya que constituye una ayuda inigualable para la eliminación de grasa y agua al mejorar la circulación linfática y venosa del organismo.

02

Láser lipolítico para reducción del tejido graso

Uno de los tratamientos más efectivos para la eliminación de grasa es el láser de diodo de baja potencia. Su aplicación permite la transmisión de energía necesaria para realizar una adipolisis adecuada (disolución de la grasa de los adipocitos).

03

Mesoterapia corporal para reducción de tejido graso

El uso de tratamientos para el drenaje y eliminación de adipocitos permite una reducción sustancial de la acumulación de grasa y la mejora de la conocida “piel de naranja”. No solo permite quemar grasa sino drenar y reafirmar la piel. 

04

Radiofrecuencia corporal para reducción del tejido graso

La radiolipolisis es el tratamiento más socorrido en estética para reducir volumen y reafirmar la piel. Sus efectos inciden directamente en los tejidos gracias a ondas electromagnéticas que generan calor interno que reduce el tejido graso. 

05

Criolipólisis para reducción del tejido graso

No solo el calor actúa contra la grasa. La técnica de aplicación de frío en el área celular subcutánea permite la destrucción de tejido graso de forma eficiente. 

Aparatología estética no invasiva para reducción de tejido graso

¿Ya has descubierto las ventajas de usar aparatología estética para tratamientos no invasivos de reducción de grasa localizada?

Dispositivos como LIPOMASH permiten actuar de forma eficaz en tratamientos de reducción de grasa y remodelación corporal gracias a la criolipólisis envolvente 360º. La reducción del tejido graso no invasiva de la mano de lo último en tecnología de enfriamiento envolvente con una eficiencia hasta 18,1% mayor que otros métodos convencionales. 

El tensado de la piel tras la reducción del tejido graso y la celulitis se consigue de manera sencilla con NuERA Tight 1.2 by Lumenis.

Este dispositivo de radiofrecuencia trabaja en alta potencia realizando un control de temperatura y ayuda a la reducción del tejido graso gracias al calentamiento de RF no invasivo a nivel superficial y profundo.

Gracias a la tecnología NuAPIC (Automatic Power and Impedance Control – Control automático de potencia e impedancia) es posible mantener una temperatura terapéutica y adaptar la potencia a las características de cada tratamiento. 

Contactar